Por: Rossina Castagnola

Balance General

Balance General

Cada año que termina es una oportunidad de poder evaluarnos y ver en retrospectiva que logramos, que aprendimos y que quedo pendiente.

Esta es una mirada que las organizaciones ejecutan muy bien no solo porque las normativas les exigen realizar el “Balance General” donde se refleja contablemente los resultados obtenidos, mas allá de eso la mayoría de instituciones tienen un seguimiento periódico a los resultados como parte del plan estratégico y al cierre del ejercicio ya se cuenta con nuevo Plan e indicadores del siguiente periodo.

A partir de esto los invito a una reflexión más personal:

  • Que podemos aprender de esto que realizan las empresas y que aplica también a las personas?
  • Cuantos de nosotros anualmente nos damos un espacio para pensar en nosotros mismos, en nuestros sueños, en nuestras metas seriamente, no solo a la hora del brindis sino conscientemente dándonos un espacio para hacerlo.
  • Cuantos hacemos un “balance” donde identifiquemos nuestros  logros y nuestros fracasos, donde revisemos nuestras metas personales, familiares, trascendentales, como hacemos seguimiento a nuestro proyecto de Vida?
  • Ahora tenemos la oportunidad de hacerlo, compremos un cuaderno, pongámosle un nombre movilizador y usemos este mismo cuaderno cada año para hacer nuestro diagnostico personal, pero eso si, debemos ser muy exigentes con nosotros mismos, los más críticos y constructivos.

Seamos atrevidos e involucremos a los que amamos en este Plan Estratégico Personal: PEP.

Nuestro PEP, debe tener las dimensiones relevantes de nuestra vida como:
  • Personal /Profesional
  • Familiar
  • Física
  • Espiritual /Trascendental
Recuerda que las metas que te traces deben de ser retadoras pero alcanzables, especificas y tangibles, deben de tener un horizonte en el tiempo y deben estar enfocadas en hacerte un mejor ser humano.

Año nuevo retos nuevos!

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *