Por: Rossina Castagnola

¿Le tienes miedo a tu Jefe?

¿Le tienes miedo a tu Jefe?
Nuestra relación con la autoridad nace desde que somos muy pequeños y nos vinculamos con figuras que marcan nuestra existencia como son nuestro padre, nuestra madre, los profesores, directores, hermanos mayores, etc..  La influencia de estos roles se combina con nosotros mismos y modela nuestra forma de relacionarnos con nuestros líderes/autoridades.
 
Nuestra relación con la autoridad es un camino de ida y de vuelta donde se mezcla lo que nosotros traemos de nuestra historia personal con lo que nuestro líder nos brinda de su propia cosecha.  Esto se ve  impactado por lo que nuestro líder nos proyecta y nos transmite y lo que  nosotros mismos interpretamos y sentimos de esta relación, de esta mezcla tan compleja resulta nuestro actuar en el día a día.
En este post les propongo una mirada diferente y enfocarnos en aquellos colaboradores que sienten una distancia en la relación con su líder y les cuesta conectar con ellos o ellas,  para estas personas les propongo una reflexión de cómo,  desde su rol de colaboradores,  mejorar su acercamiento con la autoridad en beneficio de alcanzar las metas personales y del equipo que se han trazado:

 

UNA MIRADA AL INTERIOR
  • Es importante identificar cual es el origen de la distancia que se siente con el líder, si tiene una razón concreta basada en un hecho o es solo una percepción.  Basado en ello se debe definir concretamente un plan de como iniciar un acercamiento.
  • Tomar consciencia si este alejamiento se expresa también físicamente cuando estás frente a tu líder por ejemplo a través de: sudoración, sensación de vacío, palpitaciones, dificultad de  mirar directamente a los ojos, etc.  Es importante ser consciente de ello para que a partir de esta alerta física sea trabajado y progresivamente superarlo.
  • Identificar como es que te hace actuar este” temor”: si te paraliza,  si no te permite ser honesto con los resultados del trabajo o simplemente evitas el cruzar mirada o palabra, etc.
IDENTIFICAR ASPECTOS COMUNES
  • Descubrir los puntos en común para que a partir de ellos se genere una comunicación que fluya tanto en el aspecto profesional como personal, por ejemplo la especialidad en los estudios, los hobbies, el deporte, etc.
RECONOCER NIVEL DE DESEMPEÑO
  • Hacer un análisis personal del nivel de desempeño que vienes alcanzando y si estás cumpliendo con las expectativas definidas, de no ser positivo debes de hacer un autoanálisis de los motivos por los cuales no has cumplido con las metas encomendadas para que hagas un replanteamiento de cómo superarlas.
  • Analizar y tener clara las metas del equipo y como impactan  las metas individuales y de esta manera asegurar alineamiento estratégico.
COMUNICACIÓN FRANCA Y DIRECTA
  • Buscar la oportunidad de tener una conversación profunda con el líder para expresar el análisis  realizado de su desempeño considerando el análisis de su mirada interior. Programar formalmente esta cita con el debido tiempo
  • Llevar las evidencias que respalden tus planteamientos que aseguran alineamiento
  • Plantear siguientes fechas de seguimiento
  • Tener pre definidas las preguntas que te interesan realizar para que sean consideradas.
Solo a partir de la comunicación, la apertura y el ejercer tu propio liderazgo podrás incrementar tu relación personal con tu líder, recuerda que una mejor relación con tu líder te dará tranquilidad , motivación y por ende mayor productividad.  Si bien él o ella debe también preocuparse por ello, está en tus manos dar el primer paso.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *