Por: Rossina Castagnola

Estrés! (primera parte)

Estrés! (primera parte)

En el ambiente laboral es común escuchar: Que estrés!,  Me siento estresada o estresado! , Me enfermé y el doctor  me ha hecho pruebas y finalmente me ha dicho que es estrés!.  Pareciera que se ha vuelto algo común entre nosotros a tal punto que podemos pensar que es “normal” y por ello resalto la importancia de reflexionar al respecto.

La palabra  estrés procede del inglés stress  (“tensión, presión)  la cual proviene del latín “strictus” que también da origen a la palabra “estricto”. Es importante resaltar que el término estrés proviene de la física y hace referencia a la presión que ejerce un cuerpo sobre otro, a tal punto que puede deformarlo o romperlo.
Estas definiciones llevadas a la práctica nos ayudan a entender que “una dosis” de tensión/presión en el trabajo diario nos impulsa a ser lo suficientemente estrictos y ello nos beneficia para el  cumplimiento de nuestros planes y  metas.  El riesgo está en pasar el límite pues si  nos excedemos e inyectamos una “sobredosis”   de tensión/presión  podemos vernos afectados nosotros mismos y por ende nuestro equipo.
QUÉ NOS CAUSA EXCESO  DE TENSIÓN O SOBREDOSIS DE ESTRÉS?
Los porques son múltiples  y cada persona lo enfrenta de manera diferente, aquí algunos de los motivos más frecuentes desde mi experiencia:
No me alcanza el TIEMPO
  • Esto está vinculado con agendas recargadas de reuniones, donde no hay tiempo para procesar la información
  • Reuniones largas sin agenda que no tienen un foco, donde no se decide, hay sensación de no avanzar, no se llegan a acuerdos.
  • Correos interminables que vienen con una “cola” de información que debes leer para poder responder y/o que cuestionan o enfrentan a los equipos.
  • Falta de Planificación  del trabajo, procesos desactualizados o indefinidos
  • Falta de delegación, centralización de las decisiones

Tenemos que llegar a LAS METAS:

  • Metas exigentes o inalcanzables.
  •  Presión por alcanzar los resultados.
  • Concentración en la última semana del mes para llegar al objetivo.
  • Competencia agresiva, cambios en las reglas de juego
  • Exceso de confianza en el logro de las metas

Necesito un balance familia – trabajo:

  • Reclamos de la pareja por ausencia en el hogar
  • Problemas de comunicación con los hijos
  • No organizarse para participar de actividades importantes de la familia
  • Llegar cansado a casa solo para dormir

Mi jefe/jefa no me entiende

  • Poca comunicación con el líder, sin oportunidades de retroalimentación/feedback
  • No hay generación de confianza para poder transmitir como se “siente”
  • Conversaciones fuera de tono y de lugar
  • No hay explicación del impacto de las metas individuales en las del equipo
  • Falta de reconocimiento y motivación

Mal CLIMA /Ambiente Laboral

  • No hay interacción y trabajo en equipo
  • Chismes
  • Buscar culpables y no soluciones
  • Bromas pesadas, mensajes indirectos
  • Desconfianza en los compañeros
Si alguno de estos puntos te parece conocido, no te pierdas el siguiente post COMO ENFRENTAR EL ESTRÉS.
Los dejo con un video muy interesante de la Dra. Sonia Lupien, neurocientifica, estudiosa del estrés:



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *