Por: Rossina Castagnola

Ritual Ejecutivo

Ritual Ejecutivo

La palabra ritual proviene del latín ritus que da origen a las palabras arte y orden.  Los rituales son simbólicos y están envueltos en una mística que da una connotación especial al inicio de algo nuevo, donde a través del “arte” creamos este espacio personal donde contribuimos al “orden” que necesitamos para construir nuestros sueños.

El cierre de un ciclo/año es propicio para crear un ritual personal que nos impulse a re-descubrirnos y conectar con nosotros mismos.  Aquí algunas sugerencias para este regalo personal de año nuevo o Inicio de un nuevo ciclo en la vida, te invito a escribirlo para ti:

Lista de aprendizajes del año

  • Hacer una relación de los eventos que nos brindaron aprendizaje personal ( sean éxitos o fracasos) nos pueden brindar una mirada diferente que nos permita valorar el crecimiento personal obtenido.
  • Escribe los “top ten” con el detalle suficiente que te permita revivir la emoción que te generan y trata de identificarla: alegría, orgullo, pasión, tristeza, frustración, etc.

Personas importantes

  • Elabora una lista de personas ( conocidas o desconocidas) que te acogieron o brindaron apoyo en diferentes momentos
  • Trata de identificar la circunstancia en la cual sentiste su presencia y que generó en ti
  • Identifica si el impacto que te generó tiene que ver con lo material o con lo emocional en tu vida.

Agradecimientos

  • Tomate un momento para agradecer: elige cuidadosamente que vas a agradecer  que significa esto para ti
  • Brinda un reconocimiento genuino a quienes estuvieron ahí para darte una lección, para acompañarte o para escucharte.
  • Escríbelo, luego decide si lo agradeces personalmente.

Metas trascendentes

  • Escribe las metas ( no mas de 4) de desarrollo personal y re conexión contigo mismo
  • Debes ser retadoras pero alcanzables y estar conectadas con todo aquello que siempre quisiste hacer, con tus sueños.

La “profecía auto cumplida” para ti

  • Escribe como te visualizas cumpliendo tu meta, trata de redactarlo como si estuviese viviendo ese momento.  Trata de ser detallista y sentir el clima del momento, los olores y las sensaciones en el momento de cumplir tu objetivo.
  • Recuérdalo periódicamente
Los dejo con este vídeo para la reflexión:

Compartir


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *