Por: Rossina Castagnola

¿Estas bloqueada(o)?

¿Estas bloqueada(o)?

Esta frase puede aparecer cuando sentimos que las cosas no nos están saliendo como esperamos o cuando no tenemos idea de la solución al dilema en el que estamos y pasamos una línea divisoria entre el optimismo y el pesimismo que nos puede derrumbar.  Es acá donde nace una oportunidad para dar una mirada dentro de nosotros y reconectarnos.

“Bloquear” tiene varios significados en el Diccionario: impedir el movimiento por un lugar;  frenar el desarrollo normal de un proceso;  inmovilizar una cantidad de dinero para que su dueño no pueda disponer de él; paralizar el funcionamiento de un mecanismo; impedir comunicación con el exterior;  quedarse una persona paralizada, perder la capacidad de pensar y de reaccionarSi bien el último significado es el que estamos trabajando, en los otros 6 podemos encontrar correlación con el tema:

Cuando estamos “bloqueados” nos cerramos, no permitiendo que los demás conecten con nosotros; nos frenamos y permanecemos en nuestra zona segura para evitar enfrentarnos a la incertidumbre, evitamos el cambio; nos inmovilizamos y no disponemos de todos los recursos que tenemos disponibles por la parálisis en la que nos encontramos;  nuestra comunicación es pésima, no somos receptivos y solo escuchamos aquello que deseamos;  no vemos y aprovechamos las oportunidades y nuestra creatividad desaparece.

¿Qué podemos hacer cuando estamos atravesando por esta etapa?

Aquí algunos aspectos a considerar desde mi experiencia que pueden brindarte una mirada diferente y enfrentar este “bloqueo” como una oportunidad, esto lo puedes hacer solo y también es una opción que le pidas a un amigo(a) o compañero(a) tener esta conversación:

ENCONTRAR LA EXPLICACION

  • ¿Por qué crees que estas “bloqueado”?
  • ¿Qué situaciones se han generado en el trabajo, en tu vida personal y profesional a partir de este “bloqueo”?
  • ¿Hace cuanto tiempo estás así?
  • ¿Cuál es la emoción que te embarga?

IDENTIFICAR LA CAUSA

  • Para entrar en esta etapa debemos de enfocarnos en nosotros mismos y evitar buscar culpables que pueden desviarnos del origen.
  • Es importante profundizar y descubrir en que dimensión de tu vida se encuentra el origen: en la personal, familiar, profesional.
  • Que pudo detonar esta reacción: excesivo control, autoestima, falta de planificación, asumir toda la responsabilidad, no saber poner límites, etc.

 DECIDIRTE Y ACTUAR

  • Identifica las acciones que puedes tomar
  • Procésalo y define cuando dar el primer paso a un cambio de actitud.
  • Visualiza que es lo que esperas conseguir y traduce en acciones este camino a seguir.

REFLEXIONAR

  • Aprender de esta experiencia es valioso, reflexiona si te ha sucedido antes, en otras dimensiones de tu vida;  de ser así entonces hay una oportunidad de romper ese círculo y generar una transformación positiva.

Te dejo con un video que muestra un testimonio de vida que nos da una mirada valiosa de los limites que nosotros mismos nos podemos poner.  Exitos!

Necesitas algo de Motivación?

Compartir


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *