Por: Rossina Castagnola

El Trabajo: ¿un medio o un fin?

El Trabajo: ¿un medio o un fin?

Es muy interesante partir del significado etimológico de la palabra “Trabajo” la cual proviene del latín “tripaliare” que significa “tres palos” donde “Tripalium” era un  yugo conformado por tres palos donde se amarraba a los esclavos.  Se dice que la relación de la palabra “Trabajo” con “Tripalium” no es la de dolor /pegar sino la de sufrir pues cuando se creó la palabra se asocia al agotamiento del cuerpo en el trabajo físico en los campos. Esta misma relación aparece en la palabra latina “labor” que en ingles significa “trabajo” y también significa “trabajo de parto”  haciendo referencia al dolor del momento del parto o nacimiento de una nueva vida.  Por otro lado “Tripalium” derivó a “travail”, vocablo que luego los ingleses derivaron en “travel” vinculándolo con cansancio que provoca un viaje, pero que en el tiempo quedó como solo como “viaje”.

En esta exploración encontramos tres palabras asociadas a las raíces del origen del trabajo que son “sufrir”, “nacimiento” y “viaje”. Si lo traemos a la actualidad:

La búsqueda del “trabajo soñado” aun genera expresiones como: estoy full!, tengo mucho trabajo!, estoy estresado!, me duele la cabeza! me falta tiempo!, etc. Esto puede estar vinculado con el “sufrir” que tiene que ver con el “sobrevivir” o “hipervivir”

Por otro lado, ya en otra etapa, está la motivación de un cambio, de un ascenso, de un reto, de un reconocimiento que se puede vincular con el “nacimiento” o el ”vivir“ que te genera la posibilidad de crecer, retarte y desarrollarte.

Mas allá está el momento en que algún@s sienten la necesidad de buscar algo trascendente que vaya mas allá de lo material y que tiene que ver con el “trascender” y esto lo vinculo con el “viaje”.

El trabajo tiene un significado diferente para cada uno de nosotros y por ello algunos pueden sentirlo como un medio y otros como un fin.  Para ello los invito a darle una mirada bajo esta perspectiva:

UN FIN

Hay una pregunta que puede ayudar a descubrir si para ti el trabajo es un FIN: ¿Cuál es el motivo por el cual trabajas? 

Si la respuesta es: trabajo por dinero, para ganar plata, para comprar cosas materiales, etc. es probable que veas el trabajo como un FIN.

En esta dimensión debemos de considerar la famosa pirámide de necesidades de Maslow (necesidades Fisiológicas, seguridad, afiliación, reconocimiento, autorrealización) y dependiendo de donde se encuentre la persona su mirada del trabajo como un FIN va a ser diferente.

Vivimos una época de escases de mano de obra calificada donde se ha incrementado la movilización de los profesionales por diferentes motivos como: el crecimiento económico, las fusiones, expansiones, etc.  Ello viene acompañado de variaciones en la estructura de remuneraciones.  Ambos puntos alimentan esta dimensión del trabajo como un FIN pues la remuneración juega un rol relevante para la negociación con estos profesionales a quienes se les retiene con mayores ingresos o son tentados a un cambio de empresa justamente por una remuneración más atractiva.

Si el trabajo es percibido como un FIN, ¿qué hay en el medio de la relación laboral?  Un líder bajo este tipo de motivación ¿qué puede transmitir a su equipo?  En este sentido el FIN justifica los medios?

Es una realidad que las organizaciones deben ser auto sostenibles y generar utilidades, el dinero impulsa su desarrollo pero si solo están creadas para generar utilidades es lo que van a transmitir a sus colaboradores a quienes verán también como un FIN.

Una vez pasado el nivel de necesidades de Seguridad y Afiliación, el dinero puede dar satisfacciones pero hasta cierto límite, pues el dinero y el tiempo son finitos, por ejemplo las vacaciones tienen un límite, las compras y símbolos exteriores de riqueza también pueden tener un límite y si este FIN y se posiciona como lo más importante, puede perderse la posibilidad de descubrir cuál es su propósito en la vida.

UN MEDIO

Este momento se da en un cambio generacional donde se empiezan a valorar otras cosas más allá de solo el dinero y por ello es interesante profundizar en la trascendencia del trabajo como un MEDIO.

Para ello nos podemos hacer algunas preguntas: ¿Cual es mi propósito en lo que hago?, ¿Cuál es mi contribución?, ¿Cuáles son mis sueños y como se vinculan con lo que estoy haciendo?

El trabajo como un MEDIO nos da un sentido diferente de la contribución de nuestro esfuerzo diario en la empresa y en la sociedad, nos permite motivarnos con el logro de las metas que nos dan y entusiasmarnos por el impacto de las mismas en los resultados de la empresa,  nos resaltan la importancia de la relación con el cliente y nos vincula con su Misión y Visión.

Cuando el trabajo es un MEDIO se valora el Liderazgo, el Clima laboral, el balance de vida y tanto la organización como uno mismo se organizan de tal forma que se generen estos espacios y esto reditúa en mayor compromiso que se transforma en eficiencia y logros que todos comparten.

Cuando el trabajo es un MEDIO se busca la trascendencia en lo que uno hace, ir mas allá de solo lo material, se busca vincularse con la sociedad, ser solidario con el planeta es una búsqueda de uno mismo a través del trabajo y parte de poner en marcha tus sueños.

 

Aquí dos videos que te invito a ver, ellos pueden ayudar en profundizar en este tema:

¿Te atreves a cumplir tus sueños?

¿Estas haciendo lo que realmente te apasiona?

Compartir


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *