Por: Rossina Castagnola

La Mujer Maravilla

La Mujer Maravilla

La Mujer Maravilla o “Wonder Woman” es una Súper-Mujer creada  por William Moulton y aparece por primera vez en la revista estadounidense All Star Comics en el año 1941.  Es una de las primeras Superherionas y es el equivalente femenino a los famosos “Super Man” o “Batman”.Es un personaje esencialmente feminista que se crea en una época de muchos cambios y conflictos en el mundo: la segunda Guerra Mundial.

La “Mujer Maravilla” es gestada en USA en los años 40, donde por primera vez el Ejercito Estadounidense otorga a la mujer roles que van más allá del rol de enfermera que mayoritariamente tenía y empieza a asumir puestos que eran tradicionalmente del género masculino; lo cual al inicio fue un escándalo tanto para los miembros de la institución como para la misma sociedad, sin embargo la necesidad en ese momento era más fuerte, por lo cual los líderes políticos y militares cedieron dando su aprobación, brindando acceso a la mujer a sectores y posiciones que hasta ese momento eran exclusivos para hombres. 

Las mujeres de esa época supieron aprovechar al máximo esta oportunidad, demostrando su capacidad y brindando a las nuevas generaciones otra mirada del futuro y grandes posibilidades antes no exploradas.

Es interesante explorar el contexto en el que nace la “Mujer Maravilla” y lo que ella refleja:

Se abre paso para desarrollarse ella misma, desarrollar a su familia, aportar a la sociedad, demostrar su capacidad, fuerza y liderazgo;  por otro lado se muestra fuerte, segura, luchadora, invencible, sexy pero también muy sola  y muchas veces dejando de lado su ternura y sensibilidad, para enfrentar todos los problemas que se presentan: los de ella, los de su país, los del mundo entero. 

Desde mi experiencia encuentro mucha similitud y muchos riesgos entre la Mujer Maravilla – “la heroína” y la Mujer Maravilla – “La ejecutiva y mamá de hoy”  y esto es lo que me gustaría que junt@s reflexionemos:

¿Logras diferenciar los ROLES que tienes y has aceptado tomar?

Desde mi experiencia esta es una respuesta clave para nosotras y por ello invito a todas las ejecutivas y trabajadoras a responderse esta pregunta en las diferentes etapas de nuestro crecimiento tanto en lo profesional como en lo personal.

La identificación de los roles como Madre, Hija, Esposa, Líder, Amiga, Compañera, etc, y lo que cada uno de ellos significan para nosotros y para las personas que nos rodean, es estratégico para lograr las metas que nos tracemos; de lo contrario podemos caer en actuar como MADRES con nuestros COLABORADORES y como EJECUTIVAS LIDERES con nuestros HIJOS lo cual no es compatible ya que ambos roles son retadores y hermosos, pero distintos y solo al diferenciarlos podemos integrarlos.

¿Sientes que toda la responsabilidad de la casa es tuya? ¿Sabes decir que NO?

Es importante que las mujeres ejecutivas nos demos espacios para poder conectarnos con nosotras mismas y a partir de ahi poder descubrir como nos sentimos.  Muchas veces nosotros decidimos sentirnos como “la Mujer Maravilla” y en otros momentos son los demás quienes nos etiquetan como “la Mujer Maravilla”, por lo cual creemos firmemente que todo lo podemos hacer solas y nos cuesta más trabajo delegarlo, ya sea en el trabajo o en la vida personal, con lo cual tenemos mujeres que todo lo asumen, que no comparten las tareas de la casa con sus parejas o con las personas que la apoyan con los niños o la casa,  lo cual se puede sostener un tiempo pero a costa del stress y muchas veces hasta la salud.

Saber decir que NO oportunamente, para no comprometernos o prometer algo que no será posible es algo que debemos considerar más, pero para ello debemos ser conscientes que “la mujer maravilla” solo existe en la ficción y que somos de carne y hueso y que solo trabajando en equipo tanto en la empresa, la casa, la comunidad lograremos disfrutar de lo que hacemos y ser más productivas y felices.  Recordemos que siempre hay posibilidad de  negociar o renegociar.

 

¿Sientes conflictos entre tu rol de mamá y rol de ejecutiva?

Estamos en una época de confusión, donde todo pasa muy rápido y la velocidad es parte del día a día.  Hay roles como el de Madre que necesitan mucho tiempo y calidad de tiempo,  saber priorizar, saber delegar, saber decir que NO y no tener que cargarlo todo, resulta estratégico para no entrar en conflicto.   Esto suena sencillo pero es muy complejo, depende de muchos factores como la edad, la generación a la que pertenecemos, nuestra cultura y creencias, nuestro entorno, el machismo personal o de la familia a la que pertenecemos. 

Todo ello es algo en lo que debemos trabajar para poder priorizar y definir nuestra estrategia de ser una Madre y ejecutiva Feliz. No trabajar en estos aspectos nos lleva al riesgo de:

  • FEMINIDAD:  Dejar de lado nuestra FEMINIDAD y en lugar de ello sacar más nuestro lado masculino para poder competir.  Esto puede significar sacrificar nuestra escencia e impide descubrir como a partir de nuestra feminidad podemos aportar mas y lograr los mismos o mejores resultados en los negocios y en la familia ser madres  mas generosas, tiernas,  bondadosas que transmiten tranquilidad , paz y sabiduría a la familia.
  • HIPER VIDA:  donde todo es para ayer y donde queremos aprovechar el día al máximo sacando más horas al tiempo, no solo para nosotros sino para nuestros colaboradores en la empresa y para nuestros hijos y pareja en el hogar.  Esto puede generar que queramos hacerlo absolutamente todo para estar “bien con nosotras mismas” como levantarnos temprano o de madrugada para ir al gimnasio, regresar cambiarnos para ir a la empresa – previamente llevar a los niños al colegio, ir a todas las reuniones con amigas, participar de las capacitaciones o hacer la maestría y especialización que necesitamos, viajar por trabajo, viajar por placer, encargarte de tus padres, preocuparte por tus hermanos, comer sano, ir al doctor ( lo cual has postergado infinidad de veces), participar de las actividades del colegio y porque no ser responsable del salón del colegio de tu hijo como mamá delegada, etc, etc, etc. 

Crees que todo esto te permite disfrutar de tus roles, de la vida y ser feliz?

Reflexion: L@s dejo con un video que refleja la generosidad y ternura que significa ser mamá, lo cual a veces va mas allá de solo traer al hijo al mundo, se trata de aceptar con pasión y amor el rol más hermoso y complejo que podemos decidir tomar a plenitud:

UNA HISTORIA DE VIDA:AUDICION DE EMMANUEL KELLY

 

Compartir


    2 thoughts on “La Mujer Maravilla”

    • Carter se convirtió en todo un sex symbol; no existía un taller mecánico que no tuviera en sus paredes el póster de la Miss Mundo. Lynda Carter incluyó el lazo de la verdad en el catálogo de los juguetes sexuales. Pero la actriz nunca se consideró una Barbie de la televisión, ella estaba convencida de que el personaje era importante porque les recordaba a las mujeres que la auténtica Diana Prince residía en sus espíritus: “Creo que la Mujer Maravilla en cada una de nosotras es mejor que la original, porque nosotras somos madres, profesionistas, esposas, portadoras de vida y amor; roles que la Mujer Maravilla, en todas sus aventuras, nunca fue capaz de interpretar”.

      • Estimada Reid, totalmente de acuerdo contigo. Gracias por tu aporte. La Mujer profesional, Madre, esposa, hija, etc.tiene muchos retos en el dia a dia en todos sus roles y reconociendo su humanidad, sus capacidades y la importancia del trabajo en equipo y la delegación puede lograr todo lo que se propone y sobre todo ser Feliz. Exitos!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *