Por: Rossina Castagnola

El luto silencioso

El luto silencioso

Las personas debemos enfrentar el duelo o luto en diferentes momentos de nuestras vidas.  Ya sea por la partida de un familiar cercano, un compañero de trabajo o un amigo querido.  El Luto proviene de la palabra latín luctus que significa dolor y aflicción y es un tema difícil de enfrentar precisamente porque está vinculado a emociones como la tristeza y la rabia.

Desde mi experiencia muchos Líderes no saben abordar este tema y prefieren evitar abrir esta “puerta” en el trabajo porque lo consideran “personal”.  Este post nos dará una mirada a este momento íntimo que trasciende a la vida laboral, donde el Liderazgo debe manifestar su humanidad.

 

El proceso

Nadie está preparado para enfrentar la muerte de un ser querido y no sabemos cómo reaccionaremos en ese momento.  Lo recomendable es comunicarlo a nuestro jefe inmediato pero en muchos casos esto no se cumple.  Los Jefes y compañeros debemos estar observándonos y hacer preguntas cuando percibamos que un compañero no se comporta como habitualmente lo hace.

El duelo es un proceso que tiene varias etapas como: negación, enojo, depresión, desapego, negociación/pacto y aceptación.  Como líderes debemos acompañar a nuestro colaborador en este proceso brindando espacios de comunicación que lo ayuden a superar paso a paso cada etapa.  Es necesario que el Lider identifique la etapa por la que  está atravezando el colaborador.   Si pensamos que no lo podemos manejar es mejor buscar apoyo profesional.

Las personas reaccionamos de maneras diferentes y podría presentarse irritabilidad, mayor sensibilidad, distracción, desenfoque y hasta reacciones biológicas como bajadas de presión, mareos, desmayos.  Por ello es importante que en la oficina o planta tengamos siempre a la mano los celulares, teléfonos de la casa y teléfonos de emergencia de los miembros del equipo por si se produce una emergencia.

La empresa debe definir cómo proceder ante el fallecimiento de uno de sus miembros con anterioridad pues de darse el caso, quien asuma la responsabilidad, debe tener una guía que le dé la claridad los pasos a seguir oportunamente y de manera ordenada.

La empresa debe definir como se hace presente en este momento difícil para el trabajador: una delegación de acompañamiento, una corona de flores, un préstamo o adelanto de sueldo, etc. y debe de reaccionar para todos por igual.

La vida continúa

Las empresas tienen sus objetivos claros, definidos y el día a día avanza a la misma velocidad exigiendo las metas trazadas.  Ante esto se presenta un contraste entre lo que siente y percibe el colaborador afectado vs. su rutina diaria, la cual está enfocada a la tarea.  Cada persona reacciona a su manera, ya sea desconcentrandose o  evadiendo lo que siente y trabajando como si nada pasara, o aferrandose al trabajo para olvida su dolor personal.  Como líderes debemos observar estos cambios y actuar oportunamente pues por un lado debemos dar soporte a la persona y por otro asegurar que los objetivos se cumplan y que los clientes no se vean afectados.

En este momento el “trabajo en equipo” debe evidenciarse.  Los compañeros deben de ser solidarios y apoyarse para sacar adelante los objetivos y a la vez acompañar a la persona que lo requiere,  el Líder debe de ser capaz de generar este balance al equipo.

Las emociones son como “contagiosas” por ello hay que estar observando al equipo.  De ser necesario es mejor enfrentar juntos lo que pasa y abrir el tema para que todo el equipo pueda tambien expresar como le afecta y resolverlo juntos.

El acompañamiento

Los Lideres no deben de sentirse incomodos de tocar temas tan personales como la muerte de un familiar o un compañero en la oficina.  Si el colaborador no lo ha podido manejar solo, esta situación llega al trabajo impactando al equipo y a los resultados .  En ese momento se convirtió en un problema institucional y se merece ser atendido desde lo humano.

Conectar con el colaborador y acompañarlo es parte el rol del líder y es donde se ve su sensibilidad social a través de su solidaridad.  Acercarse a emociones como la tristeza nos tocan,  pero recordemos que en estos momentos difíciles la personas valoramos  la compañía y si el respaldo viene de nuestros líderes se estrechan lazos emocionales sólidos e invalorables.

Los dejo con un video que puede aportar en este tema:

El duelo, luces en la oscuridad



2 thoughts on “El luto silencioso”

  • Rossina te felicito excelente articulo !!Hay que analalizarlo pues es muy cierto lo que dices ,yo trabajo en Jardines de la Paz y es u tema que me toca ver ,mil gracias !!
    Saludos
    Patricia Richter

    • Patricia gracias por tu comentario. Efectivamente es un tema que está presente en las organizaciones pero que no se toca con frecuencia, quizá vemos la tristeza como una emoción que no sabemos manejar y que si no tocamos no nos afectará. Cuando trabajas de cerca con ella, como es tu caso, aprendes a lidiar con este tipo de situaciones donde nuestra generosidad y humanidad nos ayudan a conectar con el otro. Exitos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *