Por: Rossina Castagnola

Cupido en acción! (primera parte: anticiparse)

Cupido en acción! (primera parte: anticiparse)

Pasamos muchas horas en la oficina, muchas veces más que en nuestro propio hogar y en estos espacios puede aparecer el romance y quizá el amor cuando uno menos lo imagine. Puede ser un “affair”,  amor a primera vista, algo pasajero, amor platónico o amor real pero finalmente impacta en la vida laboral.  ¿Qué debe hacer el líder ante esta situación?  Este post brinda una mirada que abre una puerta a lo emocional.

Iniciar algún tipo de relación sentimental en el Centro de trabajo es dar un paso que merece ser meditado previamente; pero las hormonas no piden permiso y cuando se avanza hay un punto que puede ser sin retorno.  Acá unas reflexiones para  analizar las posibles consecuencias de este paso:

Un arma de doble filo:

Cuando se  siente atracción por una persona que trabaja en la misma empresa se prende un semáforo que nos invita a realizar un análisis y establecer si esa posible relación es seria o no.  Aquí algunas  preguntas que nos pueden ayudar:

  • ¿Qué puesto tiene la persona que me atrae: es mi compañero(a), es mi jefe o mi jefa?
  • Esta persona es casada o está comprometida con algún otro miembro de la oficina?
  •  ¿Cuáles son mis intensiones con esta persona, son pasajeras, es un juego o es algo realmente serio?
  • ¿Cuáles son las políticas de la empresa respecto a las relaciones entre compañeros, tengo conocimiento de  la ley de acoso sexual y sus implicancias?
  • ¿mi comportamiento puede afectar mi futuro laboral?

 Estas preguntas nos pueden ayudar a discernir entre lo que es correcto y lo que es incorrecto.  Finalmente son nuestros valores los que van a hacer que la balanza se incline a un lado.

Mayor interés en ir a trabajar  vs Peleas

  • Cuando se inicia una relación generalmente se manifiesta una emoción que está latente y esto puede generar una motivación especial por ir a la empresa y hasta estar  más horas ahí.
  • Se puede generar mucha energía y por ende una atmosfera positiva para el logro de las metas y así destacar para resaltar.
  • Por otro lado el tener una relación dentro del trabajo también genera mayor exposición a escenas de celos y/o discusiones que pueden generar tensión entre la pareja que todos los miembros del equipo empiezan a sentir.
  • Si la relación empieza a ir mal o se genera una separación se puede sentir desanimo de ir a trabajar y desmotivación para asumir su rol y alcanzar las metas.

Confidencialidad vs complicidad

  • Cuando hay una relación en la oficina se puede generar un intercambio de información laboral entre los implicados, esto puede facilitar un canal de comunicación de “información confidencial” que pase de un lado a otro.
  • Se pueden confundir los roles lo cual implica que se pueden tener ciertas preferencias con la pareja y esto puede  generar inconsistencia, inequidad interna, alterar los procesos, desmotivación en el equipo y en el extremo hasta podría abrir la posibilidad de malos manejos por lo cual muchas empresas por politica separan a las parejas y las ubican en areas que no tengan relación directa.

Rol del Líder

  • El líder es responsable que se logren  objetivos del equipo dentro de un ambiente agradable.
  • Las relaciones entre compañeros del mismo equipo o inter áreas pueden impactar en el clima que se genere por lo que el líder debe estar alerta.
  • El día a día y el enfoque en los resultados pueden poner en segundo plano este tema y pasan desapercibidos estos vínculos que se generan y cuando se reacciona ya es demasiado tarde.
  • El líder debe asegurarse que se cuente con una norma al respecto que delimite los aspectos relevantes.
  • Comunicar y  compartir con el equipo la política de la empresa respecto a este tema y dejar sentadas las bases y poner los limites desde un inicio para que las consecuencias sean claras.

Los dejo con este video que nos ayuda a la reflexión de este tema:

Cuando tenemos un conflicto entre lo racional e irracional: “Brain Divided”

 

Compartir


    1 thought on “Cupido en acción! (primera parte: anticiparse)”

    • EL VALOR DE LA MUJERCuenta la leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales sólidos en el hombre y no tenía más de que disponer. Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto: Tomo la redondez de la luna; las suaves curvas de las olas, la tierna adhesión de la enredadera, el trémulo movimiento de las hojas, la esbeltez de la palmera, el tinte delicado de las flores, la amorosa mirada del ciervo, la alegría del sol, y las gotas del llanto de las nubes, la inconstancia del viento y la fidelidad del perro, la timidez de la tórtola y la vanidad del pavorreal, la suavidad de la pluma de un cisne y la dureza del diamante, la dulzura de la paloma y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y la frialdad de la nieve. Mezclo tan desiguales ingredientes, formo a la mujer y se la dio al hombre. Después de una semana, vino el hombre y le dijo: Señor, la criatura que me diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla incesantemente, llora sin motivo, parece que se divierte al hacerme sufrir y vengo a devolvértela porque no puedo vivir con ella! Bien, contesto Dios y tomo a la mujer. Paso otra semana, volvió el hombre y le dijo: Señor, me encuentro muy solo desde que te devolví a la criatura que hiciste para mi; ella cantaba y jugaba a mi lado, me miraba con ternura y su mirada era una caricia, reía y su risa era música, era hermosa a la vista y suave al contacto. Me cuidaba y protegía cuando lo necesitaba, me daba dulzura, ternura, comprensión y amor sin condiciones, por favor Dios, devuélvemela, porque no puedo vivir sin ella! Ya veo, dijo Dios, ahora valoras sus cualidades, eso me alegra mucho, claro que puedes tenerla de nuevo, fue creada para ti, pero no olvides cuidarla, amarla, respetarla y protegerla, porque de no hacerlo, corres el riesgo de quedarte de nuevo sin ella.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *